Los jóvenes de antes. Reflexiones en el Día de la Juventud.

Jóvenes de antes.

Hoy es el día de la juventud, y todo el día he estado recordando vivencias de cuando vivía en Las Mercedes del Llano, luego en San Juan de los Morros. Niñez en década de 1960, y adolescencia en la década de 1970, para luego una juventud sana en todo su esplendor.

Aun así, mi memoria se mantiene clara en el tiempo, y puedo recordar algunos casos en que disfrutaban los muchachos de entonces, por lo general, muy sanos, respetuosos y de muchas virtudes.

Algunas de esas experiencias, en la actualidad, me causan mucha gracia, como cuando había una fiesta, y los extensos recibos se convertían en enormes pistas de baile donde los bailarines de la música de moda se lucían moviendo los zapatos sobre el piso con un travieso deslizamiento para poder hacer buen twist.

La gallinita twist era el tema que más me llamaba la atención, por los efectos de sonido incorporados, y aquella historia que contaba que ya no le gustaban los gallos, ni poner huevos, sino solamente bailar twist.

En las fiestas de esos tiempos, los jóvenes esperaban ansiosos los días sábados para bailar pegaditos con las bellas muchachas los boleros de Felipe Pirela, y este grababa 2 long plays por año, algo que era sumamente difícil para la época, ya que había que tener mucha demanda para poder vender. Es de notar que en esos tiempos las grabaciones se financiaban con base en lo vendido.

En cuanto a la moda, no faltaban las faldas de tubito, el cabello alisado a través de rollos de papel toilet, y las medias de nailon de color canela, que cuando se descorrían, se agarraban para ponérselas en la cabeza.

Los jóvenes de antes tenían como entretenimientos la perinola, el trompo y la zaranda, el gurrufío o el yo-yo, mientras que los domingos se reunían para hacer un sancocho de costillas o una parrilla criolla, en la que realizaban encuentros con el arpa llanera, o se iban para el río hasta las 6 de la tarde porque trabajaban en su mayoría.

Los varones usaban ropa seria, y se hacían el corte de totuma, y a lo más que llegaron fue a lucir unos copetes muy llamativos, por lo cual les decían pavos.

A mi papá no le gustaba que se pusieran medias rojas porque decía que eso no eran cosas de hombres, y en varias ocasiones corrió muchachos de casa que se las ponían.

En San Juan de los Morros, en juventud mía, me puse muchos pantalones acampanados y una vez mi hermana Giomar me hizo unos tan estirados como los que usaba el cantante Sandro, que la gente se burlaba al verme con ellos.

Muy pocas palabras de moda recuerdo, pero sí las hubo, y entre ellas, está chévere, a la que se le añadía un nombre de fruta, por ejemplo chévere parchita, chévere uva u otra.

Comparo a los jóvenes de antes con los de ahora, y en verdad que me siento orgulloso de haber pertenecido a esa ola de chicos alegres, sanos y divertidos.

Que Dios nos siga bendiciendo cada día.

Amo a la mujer llanera. Décimas criollas originales.

Amo a la mujer llanera.

Por esa forma sincera,
natural en su actuación,
con todo mi corazón
amo a la mujer llanera.
En la hora tempranera,
después del natural sueño,
se dirige hacia el ordeño
en procura de la leche
para que después la eche
en un envase pequeño.

Ella es dada a las labores
duras en las que fue criada,
pero luce bien cuidada
y de bonitos colores.
Cultiva frutos y flores
y entre canción y canción
le da maceta al pilón
con el rostro muy feliz
para obtener del maíz
la masa para el fogón.

La mujer llanera es noble,
y de las amigas buenas
que siempre lleva en las venas
a la lealtad como un roble.
Cuando la amas, te ama el doble
y se faja en la llanura
con la dedicación pura
y propicia para el bien
porque es reina del edén
en el llano y su hermosura.

Resulta ser la mujer
ideal para el poeta
porque es sencilla y completa
y honesta para el querer.
Se le tiene que ofrecer
la dicha total y entera
porque esta mujer sincera
es orgullo nacional,
y yo con amor cabal
¡amo a la mujer llanera!

5 poemas infantiles. Originales.

Reloj, relojito.

Reloj, relojito,
dime qué hora es,
mira que la luna regresa a las seis.

Reloj, relojito,
¿las ocho ya son?
Mira que el lucero
no se halla a las dos.

Reloj, relojito,
dime qué hora es,
mira que el lucero
despierta a las seis.

Relñoj, relojito,
¿dices que es la una?
¡Ah no! A mediodía
¡no sale la luna!

Amigo payaso.

Amigo payaso,
es mi buen deseo
que tú me regales
muchos caramelos.

En tiempo futuro
voy a ser dichoso
porque vas a darme
dulces muy sabrosos.

Con esa pelota
que ya va a ser mía
voy a sentir mucho
amor y alegría.

Ven, yo quiero darte
un sentido abrazo
por estar contento,
amigo payaso.

El estornudo.

El estornudo
de Juan Tomás
resonó agudo:
¡a…a…a..chas!

El estornudo
de José Andrés
resonó agudo:
¡a…a…a…ches!

El estornudo
de José Luis
resonó agudo:
¡a…a…a…chis!

El estornudo
de Juan de Dios
resonó agudo:
¡a…a…a…chos!

Y el estornudo
de Juan Jesús
resonó agudo:
¡a…a…a…chus!

Con el dinero de Marina.

Si Marina me da
dinero en efectivo,
voy a comprar las cosas
que siempre yo he querido.

Los patines plateados
lucirán más bonitos
cuando pueda tenerlos
en mis pies calzaditos.

Seré otro Galarraga
que al mundo maravillo
cuando compre mi gante
con el más fino estilo.

Y a todos dejaré
atrás y bien perdidos
cuando por la autopista
vaya en mi velocípedo.

Ajedrez.

Rosita, Rosita,
te invito esta vez
para que juguemos
hoy al ajedrez.

¡Qué juego tan fuerte,
con tan viva llama!
Volaste mis torres
y yo a ti la dama.

Escucha, Rosita,
préstame atención:
¿me quieres volar
el último poeón?

Me cambiaste alfiles
por mis dos caballos,
y sobre el tablero
casi nada yo hallo.

Pero cometiste
un error sin ley,
y por eso mismo
le gano a tu rey.

Tu noche será un jardín. Coplas románticas.

Tu noche será un jardín.

Para que te duermas, vida,
y tengas un sueño a miel,
quiero ponerte en la almohada
el más precioso clavel.

Cultivaré en el jardín
con sus colores extremos
para que adornen tu sueño
los hermosos crisantemos.

Tu dormir se adornará
con vuelo de blancas alas
y una plumita amarilla
que iluminarán las calas.

Placidez vas a tener
en la noche deliciosa
cuando te adornen el techo
las orquídeas mariposa.

Como sé que duermes tarde
vas a tener complacencias
al sentir tu habitación
toda colmada de hortensias.

Y con el divino aroma
que a ti te brinde el jazmín
sabrás que con dulce agrado
¡tu noche será un jardín!

Convocatoria al «Concurso Semanal de Nano Narrativa. (Semana 15). El ácido limón.

Fábula

En un pueblo había un campo muy fecundo, pero el dueño era un hombre enamoradizo el cual prefería cultivar frutas, que eran el deleite de las muchachas quienes, al apenas pasar, él les regalaba las que ellas quisieran.

Las preferidas eran mango, patilla, melón, fresa cambur, uva, mandarina, piña, durazno, manzana y naranja, por lo cual, el limón se sentía muy triste y deprimido.

Las chicas no ocultaban el desprecio que sentían por el limón porque era demasiado ácido.

Mayra decía:

—Mi fruta predilecta es el mango.

Lucía expresaba:

—No cambio la manzana por ninguna fruta del mundo.

Un día llegó una virosis que afectó a todas esas muchachas, y lo único que podía curarla era un cocimiento de limón.

Atinó a pasar el fruticultor, y cuando les quiso regalar frutas de esas, la respuesta era que para ellas ahora la fruta predilecta era ¡el limón!

—No, al limón no lo cambiamos ni por oro. ¡Vente, limoncito, para darte un besito!

Fin.

Este es el link para participar:

https://steemit.com/creativecoin/@acropolis/convocatoriaalconcursosemanaldenanonarrativasemana15-s7ia6hmh5l

Mi sueño en la noche. Décimas románticas. Originales.

Mi sueño en la noche.

Mi musa sabe a las motas
de tus mejillas rosadas
cual rosas armonizadas
en canción de bellas notas
Cuando del rocío las gotas
caen rumbo al corazón,
me embelesa la ilusión
de tus preciosos hoyitos
suaves, dulces y bonitos
que me turban la razón.

En la noche eres la musa
que inspira mi melodía,
que en letra de poesía
se hace verso y semifusa.
Mi lira medio confusa
busca solo un sentimiento
que me llene de contento,
y haga de la luz un broche
que alumbre toda la noche
y cabalgue como el viento.

Muchacha, eres la nocturna
inspiración leda y bella
que aparece como estrella
en mi idea taciturna.
La esperanza se embadurna
de incontenible emoción
para que la ensoñación
cumpla su papel en calma,
de proporcionar a mi alma
la regia concentración.

Le imploro a mi Dios querido
que no dejes de brillar
para poder transitar
por el rumbo más florido.
Tú eres musa de sonido
que me decora el ensueño,
y con tu rostro pequeño
en la noche me extasío
pues con todo amor ansío
que por siempre seas mi sueño.

Plegaria al amanecer. Décimas originales.

Plegaria al amanecer.

Acompáñame, Señor,
apenas cuando amanezca
con tu bendición tan fresca
y un sol lleno de color.
Bríndame el grato calor
de tu hermosa compañía
mientras una melodía
los pájaros van cantando
que me vienen anunciando
dicha para el nuevo día.

Haz que la vegetación
se encuentre reverdecida
en campos llenos de vida
y gente con emoción.
Llena el pecho de ilusión
y hazlo libre de la pena,
en tanto que el arpa suena
sus notas por todo el llano
y el cantar venezolano
emite la gente buena.

Que mi fe vaya en aumento
con tu impactante presencia
y que siempre seas la esencia
que se arraiga al sentimiento.
Vive en mí a cada momento
y que todo en mi redor
se encuentre lleno de amor,
entusiasmo y alegría
y adorne la poesía
su composición mejor.

Te pido por Venezuela
que la llenes de valor,
y sienta orgullo mayor
el niño de cada escuela.
Mi verso a ti, Dios, revela
sus gritos de libertad
con toda sinceridad
de un hombre recio llanero
que para mi pueblo quiero
toda la felicidad.

Yo amanezco como un ave. Décimas criollas. Originales.

(Jilguero).

Yo amanezco como un ave.

En la plena madrugada
de giro nítido y suave,
yo amanezco como un ave
de la más linda tonada.
Mi alma se halla contagiada
por el trino del jilguero
que da las notas que quiero
con los sonidos más bellos,
y aunque no lo hago como ellos
canto con el pecho entero.

(Canario).

Se entusiasma mi garganta
y copio el modelo lindo
que en el mismo tamarindo
dulce afinación levanta.
Tiene la magia en su canta
con su timbre extraordinario,
y alegra lo necesario
su voz al amanecer
cuando empieza a aparecer
el entusiasta canario.

(Turpial).

Yo tan solo me imagino
que su nota me contagia
introduciendo su magia
en pentagrama que afino.
Cada canto, cada trino
es música de cristal
que embelleció en forma tal
mi Dios en esta natura,
y así es la melodía pura
en el pico del turpial.

(Cardenal).

El alegre cardenal
con tan notable portento
hace micrófono al viento
y escenario el matorral.
En su esquema musical
canta su canción que ensalma
y al estar bajo la palma
oigo esos pájaros bellos
que con la voz en destellos
¡amanecen en el alma!

Nota:
Doy gracias a Dios por esta inspiración mágica que me nació en la madrugada, al punto de sentirme en la garganta el canto de estos pájaros tan hermosos, y espero que disfruten y sientan estas décimas con la misma intensidad con que las escribí.

El momento inevitable. Reflexiones.

El momento inevitable.

No esperemos que llegue ese último acontecimiento o final de la vida, que significa la muerte, para dar valor a alguien, a algún animal o a alguna cosa, y que siempre hemos tratado con maldad e indiferencia, pero podemos sentir una repentina extrañeza cuando ocurre la desaparición física.

Un remordimiento es la reacción más amarga y dolorosa que se puede experimentar en estos casos, sobre todo, cuando un padre o madre llega al ocaso de la vida, y un hijo que nos los aprecio, siente que la conciencia y el corazón son golpeados con brutal dureza.

Es terrible la experiencia de hijos que maltrataron a uno de sus padres y, cuando muere uno de estos es como si tuvieran deseos de resarcir todo, y la angustia, la desesperación y el dolor se apoderan de alma, mente y corazón, para hacernos llegar a un estado de tristeza muy grande.

Se empieza a desear poder retornar al pasado y asumir otro comportamiento, pero es imposible porque esas oportunidades se presentaron producto de las circunstancias, y ya no hay ocasión de volverse a dar.

Después de haber pasado por la vida, y no saber ni haber apreciado a familiares, amistades, mascotas y objetos que significaban elementos de mucha importancia, quedamos a la expectativa.

En lugar de tener motivos para la lamentación, debemos enfocarnos en amar, comprender, valorar y compartir cada chance que se nos presente, y tratar bien a a nuestro prójimo, como Dios ordena.

Y en el caso del familiar o amigo, podemos asistir a su velatorio y sepelio con paz en el corazón, y la satisfacción de haber asumido una posición cónsona cada día.

Como se sabe que la muerte es un acontecimiento forzado e inevitable en los seres humanos, hay que tratar de ser buenos, tener filantropía y altruismo, y estar siempre atentos a prestar ayuda a todos, en cualquier caso.

Que Dios nos bendiga cada día.

Mi cuerpo pide llanura. Décimas criollas. Originales.

Mi cuerpo pide llanura.

Hoy amanecí con gana
de montarme en un caballo
rápido, bonito y bayo
para recorrer sabana.
Preciosa está la mañana
con su canto de turpiales,
y los quietos pastizales
sedientos por el verano
se abren como amable mano
bajo candentes cristales.

Mi cuerpo pide llanura
de amanecer en ordeño,
y la imaginación preño
de arepa con sabrosura.
Estará mi prima Pura
desayuno preparando
mientras Cruz está esperando
cuando su cuchillo amuela
y la paraulata vuela
en procura de su bando.

Dios hizo al llano bonito
lo grande del universo
donde nada está disperso
pese a ser un infinito.
De lejos se escucha el grito
de escandalosas chenchenas,
y así se alejan las penas
de mi amante corazón
que en agrado y emoción
siente solo cosas buenas.

Hoy amanecí con gana
de estar en la tierra mía
donde todo es fantasía
por ser amplia, bella y sana.
Quiero estar en mi sabana,
lejos de toda ciudad
y sentir la vecindad
de esa gente buena y bella
porque siempre junto a ella.
siento la felicidad.