Convocatoria al «Concurso Semanal de Nano Narrativa». (Semana 12). Perla negra. Yordano.

Perla negra.

Llega Miguel, apuesto muchacho, de 20 años, y siente los deseos de amar a una mujer, instinto natural en un hombre, y así es como se dirige al club nocturno La Linda, ubicado en Caracas, de Pinto a Miseria..

Entra con cautela y expectativas, y observa una oscuridad en la que se divisan sombras de hermosos cuerpos femeninos ligeramente cubiertos.

Su ilusión y emoción se funden, a pesar del penetrante olor a cigarrillo y a aguardiente, unidos al escándalo que producen mujeres y hombres apiñados mientras beben, hablan al mismo tiempo, y gritan sin ninguna reserva.

Se fija y le simpatiza La Yari, mujer exuberante de cabellos rubios, que mastica chicles Adms sabor a menta, para tratar de aminorar los olores adquiridos. La boca abierta hace que se escuche el sonido producido al chocar los dientes.

—¡Hola, muñeco! Te ves precioso. Soy La Yari.

—Hola, Yari. Eres increíble de hermosa.

—Mira, precioso, si quieres que nos quememos en una hoguera activa, dímelo de una vez.

Se han atraído, y se acarician deseperadamente. Las manos de ambos evocan los tentáculos de dos pulpos cruzándose en desorden y sin ritmo, pero con afán gustoso.

Los besos ardientes los acompañan a una habitación donde hay una cama, que es soporte diario de encuentros con distintos caballeros. Pero a él no le preocupa para nada, pues solo va en busca de placer.

Entran en la acción amatoria que concluye en menos de 5 minutos, los cuales la han dejado más exhausta a ella que a él, debido a que lo ha hecho demasiadas veces los últimos 6 días. Nada de sentimiento. Nada de amor.

Se quedan unos 2 minutos acostados pasando ese cansancio, y se despiden de manera fría y seca aunque ella se frota el ojo izquierdo con el índice cerrado, que le hace aflojar el rímel, y es entonces cuando una lágrima empapada con ese rímel le corre por la mejilla, que se deposita en la almohada. ¡Esa es la perla negra!

Se visten y se dirigen a la registradora para realizar el pago acordado. Él se despide sin un beso, y mucho menos con flores de nuevo, como si nada hubieran hecho, y ella sale a la calle en busca de un nuevo cliente, de Pinto a Miseria, que son los sitios de promoción de su servicio en Caracas.

¡Y sucederá cada día con diferentes protagonistas masculinos!

Para participar, estas son las bases:
https://steemit.com/creativecoin/@acropolis/convocatoriaalconcursosemanaldenanonarrativasemana12-51z4zfw0lu

Indiecita amazonense. Décimas.

Indiecita amazonense.

Indiecita amazonense,
mi verso llega a tu rostro
ante el cual aquí me postro
pues tu belleza me vence.
No hay momento en que no piense
en ti desde la mañana,
y en tu parque Cerro Autana
con la dicha y el afán,
y tu lindo tobogán
que la inspiración emana.

Parima-Tapirapeco
es un parque nacional
inmenso, hermoso y genial
que en el país tiene su eco.
Me puedes pegar un leco
para ir a tus balnearios
porque son extraordinarios,
el Pozo Azul, por ejemplo
que admirado lo contemplo
en los cambiantes temarios.

(@lecumberre posando en sitio Las Tres Topias, en 2016).

Puerto Ayacucho querido,
nadie te puede olvidar
después de poder estar
en tus sitios acogido.
Eres pueblo distinguido
en la variada cultura
y exhibes con donosura
tus increíbles Tres Topias,
que son las enormes copias
de un fogón de sabrosura.

Tu honor es el Orinoco
que es el padre de los ríos
y hay que comerse con bríos
tu incomparable mañoco.
Llévame al pueblo Piapoco
y a las riberas del Meta
para que como poeta
me inspire en sus contenidos,
india de amores floridos,
que al pintor le das paleta.

La próxima vez que vaya
le pediré a mi Señor
extasiarme en el furor
de una estupenda atarraya.
Indiecita, mi voz calla
porque me voy despidiendo
pero ya estaré volviendo
para hablar más de tus zonas,
y a tu bonito Amazonas
siempre le estaré escribiendo.

(@lecumberre, con «La paraulata» Josefina de Camaripano, en festival nacional cultural de educadores jubilados, en Puerto Ayacucho, año 2016).

Que Dios bendiga a Amazonas.

Mi historia cultural y musical.

Mi historia cultural y musical.

Nací el 23 de abril de 1954, en un pueblo campesino de nombre Las Mercedes del Llano, hijo de padres con la hermosa combinación de pobreza y honradez, valores que nunca han dejado de ser herencia familiar.

En esos tiempos, la música venezolana confrontaba muchos problemas para grabación y promoción, pero los artistas de entonces se ingeniaban para lograr sus propósitos, y entre ellos figuraba mi hermano mayor José «Cupe» Álvarez, quien era un joven de unos 20 años, amante de la música, arpista, cuatrista, bajista, compositor y cantante.

Recuerdo que a casa iban cantantes de fama nacional, como José «Catire» Carpio, Braulio Palma, José Romero Bello el Florentino famoso de la leyenda, con quien grabó un long play a finales de la década de 1960.

Recuerdo que cada fin de semana celebraban ensayos pata presentarse en Radio Difusora La Pascua, una de las pocas emisoras radiales guariqueñas, con excelente paga para los participantes.

Yo era un niño de 8 o 9 años, y me motivaba mucho el ver y oír a esos cantantes de tanta clase, y un día mi hermano me enseñó re menor con la séptima de la, pero como no tenía cuatro y no había dinero parta comprarlo, una vez me encontré la cabeza de un cuatro en la basura, y sin pensarlo mucho, lo agarré, y logré instalarle como caja de resonancia, una lata de aceite.

Se desafinaba mucho el cuatro, y al principio le pedía a mi hermano que me lo afinara, pero me vi precisado a aprender, y así lo hice.

Recuerdo que una vez esperaban al conocido cantante Juanito Navarro, y de su repertorio, me pusieron a cantar Carmencita, y me defendí hasta donde pude, algo que me estimuló a seguir en la música.

Luego en 1967 nos mudamos a San Juan de los Morros, capital del estado Guárico, y fui inscrito en el liceo Roscio en 1968. Allí empecé a meterme en el mundo musical y cultural pues intervenía en los actos culturales, que eran muchos. Cantaba, declamaba poemas a la madre, y ya en 4to. año ingresé al conjunto de gaitas del liceo.

Compuse mi primera canción cuando tenía 10 años. Y la ingenuidad no dejó de brillar en mi existencia. Llamaron a un concurso de canciones, no recuerdo si era la canción moderna de Venezuela, y envié en un casete mi pieza Gracias te doy, un tema sencillo y sin fuerza para ganar un festival.

Pero en mi inocencia e ilusiones consideraba que podía ganarme el primer lugar. Y lo grande era que allí enviaban sus temas compositores de todo el país. Y ganó el maestro Billo Frómeta con Por favor, gracias.

Confieso que me dio mucha tristeza no haber obtenido ese premio. Ilusión de niño. Sueño de grandeza.

A los 20 años inicié estudios de educación superior en el pedagógico de Maracay, pero me la pasaba con un cuatro, y nunca les presté atención a esos estudios.

A los 22 años, de todas maneras, me asignaron varias horas de inglés en una escuela básica, para que me costeara los estudios. Y como eran solo 9 horas, también formé el grupo de gaitas de alumnos, y eran muchachos de 11 a 16 años.

La atracción por la música fue in crescendo y en octubre de 1981 me asignaron el cargo de instructor de educación musical en una escuela y, ya para diciembre el grupo de aguinaldos y parrandas debutaba junto con los conjuntos de otras escuelas ya establecidas con sus maestros.

Tuve la fortuna de conseguirme con el profesor Freddy Herrera uno de los mejores de la especialidad, de quien me hice amigo, y con quien compartía los escenarios de la enseñanza cultural infantil.

Los reconocimientos no tardaron en llegar, y ya para 1982, trabajaba en 5 escuelas pues no era grande la cantidad de docentes en esta materia. Me cambiaban constantemente, y en total laboré en no menos 30 escuelas durante mi carrera.

En esas escuelas aprendí a instruir en canto, declamación, teatro e instrumentación musical, y desde entonces, los festivales infantiles eran el pan de cada día.

Puedo decir que todos los máximos premios infantlles fueron obtenidos por alumnos míos, entre los que puedo mencionar a Johana Peñaloza, quien obtuvoe el galardón al primer lugar en el festival nacional de la voz rural, celebrado en Mérida en 1998, con una letra de mi autoría, llamada *Quirpa quitasueño.

Antes Jackberth García logró el primer lugar en el festival infantil nacional Cantaclaro, celebrado en Valle de la Pascua, en 1992.

La niña Orlimer Herrera, de tan solo 6 años, consiguió el primer lugar en ese festival Cantaclaro, pero en 1994, en declamación, con una letra que hice, de nombre *Arpa llanera

En lo personal, obtuve el primer puesto en declamación en el La tinaja de oro con un poema de mi inspiración Ignacia la loca. Fue en 2009 en Tinaco, estado Cojedes.

Uno de mis grandes orgullos es ser el autor del himno de preescolar, que se canta en toda Venezuela, escrito el 3 de marzo de 1986. Es decir, este año cumple 34 años, Dios mediante.

Hace unos 4 años me di cuenta de que la mayoría de las escuelas de mi municipio Roscio no contaban con himno, y me propuse dotarlas a todas las que no lo tenían, y hasta los momentos ya van 63 himnos. Incluso, de otros municipios me han pedido.

Me gradué en la especialidad de educación preescolar en el año 2003, y fue algo que cubrió de éxitos mi labor de docente musical, pues reunía más de 35 niños varones y hembras, que tocaban instrumentos navideños como tambores, charrascas, maracas, furruco, rallo y panderetas, y les acompañaba con el cuatro. ¡Y hasta bailaban al mismo tiempo!

Realmente causaban sensación y revuelo donde llegaban, y la primera dama de entonces, Beatriz de Freites, ordenaba que fueran llevados en el autobús de la Fundación del Niño, a inaugurar preescolares en todo el estado. Salíamos a las 5 de la madrugada, y retornábamos a las 7 de la noche, como triunfadores.

También, en el plano personal grabé un CD con el nombre de Venganza por embustero con canciones jocosas propias.

Enel año 2007 fue editado mi poemario El carrito de ideas, contentivo de 100 poesías infantiles.

Integré un grupo infantil llamado Quinteto infantil femenino Pariapán, en 2017, y actualmente se sigue, pero con algunas niñas nuevas porque las otras cumplieron los 14 años.

En verdad que le estoy muy agradecido a Dios por toda la dicha que me ha brindado en mi vida musical, una historia que me enorgullece.

Que Dios nos siga bendiciendo con muy buena música.

¿Qué comemos hoy domingo? ¡Una arepa con perico!

¿Qué comemos hoy domingo!

¡Una arepa con perico!

Una arepa con perico
tendremos en la ocasión,
y todo quedará rico
de acuerdo con la sazón.

La arepa puede ser frita,
o bien puede ser asada
para que quede exquisita
con la fresca pericada.

Para el perico se emplea
una cebolla, un tomate
y si es posible, aguacate,
y así el sabor mejor sea.

Al gusto sal y pimienta
se echan con sumo cuidado
y quedará aderezado
para la perfecta cuenta.

Pimiento verde picado
se agrega para el sabor
y será todo ligado
en aceite del mejor.

Al tener listo el relleno
para que adentro le quepa,
se añade todo eso bueno
a la deliciosa arepa.

Puede quedar grueso
si esa es la predilección,
y si le rallamos queso
quedará como otra opción.

Hoy domingo ya tenemos
algo para digerir,
y después que nos sentemos,
¡se puede hasta repetir!

Mascota envenenada. Microrrelato real.

Mascota envenenada.

Un gatito siamés, de esos que se parecen demasiado a sí mismos, y de unos 2 años de haberlo acompañado, desde que apareció en el barrio, de apenas unas 2 semanas de nacido, y al recibir buen trato de su nuevo amo, decidió quedarse en esa casa.

Gato comilón que no subestimaba bocado alguno, y que lo menos que le preocupaba, fue lo que lo condujo a la muerte. ¡Nunca se había enamorado de gata alguna!

Pero hace unos 4 días, apareció una hermosa gatita apenas núbil, de colores claros, entre amarillo y blanco, y quedó cautivado, por lo que empezó una bulliciosa luna de miel encima de los techos de la casa.

Y eso fue algo que molestó a algún vecino, que solo Dios sabe quién sería, y este le lanzó un veneno que le ocasionó la muerte en pocas horas.

El apareamiento le había tendido una trampa mortal.

Cuando apareció frente a la casa del dueño, lo hizo para despedirse pues una tristeza muy grande lo había absorbido, y esa quietud que tienen algunos animales para aguantar el dolor en silencio.

Y se fue a morir a otra parte, quizás para que su dueño no sufriera al ver su cadáver. Este se lamentaba d no poder contar con quien contarle lo que le sucedía cada día porque él vivía solo, y cuanto secreto reservaba, incluso de décadas, se lo revelaba a ese gato.

Muchas veces se trasladó al mercado, con la única misión de comprarle sardinas o pescado de río, que era su preferido, y regresaba con la satisfacción de compartir con su amigo gato el alimento y la compañía.

A veces lo estresaba, y tenía que ahuyentarlo para que pudiera hacer todo con tranquilidad. A las 6 de la mañana comenzaba con una bulla casi alarmante.

Pero esas 2 noches de pasión con la gatita clara derramaron el vaso del escándalo. Solamente él quedaba como gato porque hace poco más de un año, un vecino, que por cierto, ya no está en el país, envenenó no menos de 19 gatos.

Se pregunta ahora el hombre adónde irán los gatos después que mueren, y si podría reencontrase con su gato en el más allá.

Mas de algo puede estar seguro, y es que su gato no le contó a nadie ni un detalle de los secretos que le confesó.

Que Dios nos bendiga.

Querida y linda gochita. Décimas originales.

Linda gochita.

Querida y linda gochita.

Hoy mi corazón palpita
en alas de este pasaje
al rendirte un homenaje,
querida y linda gochita.
Eres tan fresca y bonita,
que eres la princesa andina
que por las calles camina
con aroma de alborada
y tu fa iluminada
es preciosa y cristalina.

Ruana, traje típico andino.

Mañana por la mañana,
seguro mi habrás de guiar
pues te voy a visitar
llevando puesta una ruana.
Será en hora muy temprana
que emprenderemos camno
directo al Refugio El Pino
e iremos al parque Tama
donde de brillo una gama
nos brinda con rumor fino.

Iremos por Michelena,
Uribante y Libertad
llenos de felicidad
con la atención siempre buena.
La Grita tierra serena
nos brindará todo encanto
y andaremos bajo un manto
de El Corozo y de Colón
donde con el corazón
voy a regalarte un canto.

Museo Antopológico de Táchira. San Cristóbal.

Gocha, linda flor andina,
veremos varios museos
que son preciosos trofeos
de tu tierra tan divina.
El Faro de la Marina
nos brindara luz de amor
y con tu fresco color
pintarás todo el paisaje
con la armonía del encaje
del puente Libertador.

Mi inspiración de poeta
en río Torbes va a brillar
si un baño te vas a dar
y a exhibes linda silueta.
Con la dicha más completa
corrungo, ajiaco y morcón
nos causarán sensación
en una cena divina
donde también pizca andina
nos causará sensación.

Con tu música, princesa,
allí bien nos deleitamos,
pero después acordamos
disfrutar de esa grandeza.
Dios le dio tanta belleza
a esa tu tierra exquisita,
que a todos siempre se invita
y tú eres grata anfitriona
por ser reina de la zona,
¡¡¡querida y linda gochita!!!

Nota:
El término gocho, es utilizado como una especie de gentilicio para los habitantes oriundos del estado Táchira, pero en el país, es común que a una persona de origen andino, se le diga gocho, también.

No vayas a ponerte vieja, mami. Microrrelato original.

No vayas a ponerte vieja, mami.

Marlene tuvo a su hija Norys, a la edad avanzada de 42 años, tomando en cuenta que era su primera y, además, su única hija, a la que se dedicaba con todo el amor de una madre veterana sin experiencia. Era viuda.

Pero la suerte o la vida misma nos lleva a situaciones , realmente variables e inesperadas, que hacen crear expectativas de imprecisión. Y es que Marlene, por ley natural, sentía que cada día los años la estaban acosando y mermando las condiciones físicas, no así las mentales.

Norys fue creciendo, y lo que más le preocupaba a su mamá Marlene, era envejecer, y no tener fuerza y poder para llevar a su hija por caminos prósperos y de éxito. Y para ello trabajaba duro cada día porque no tenía profesión, y realizaba trabajos de limpieza, o servicios de planchado o lavado de ropa.

Un día, cuando ya Norys tenía 10 años, esta le dijo, de manera espontánea:

—No vayas a ponerte veja, mami.

Las fibras del corazón se le estremecieron a Marlene, quien como pudo, disimuló el impacto de aquella exhortación, pues se veía avejentada por tanto trabajo que realizaba desde las 7 de la mañana hasta las 8 de la noche.

La niña no le hizo esa sugerencia o pedido, con mala intención. Todo lo contrario. Fue algo inocente.

Pero Marlene quedó sentida, y reflexionaba en la soledad nocturna de su cuarto:

—¿Será que no podré levantar yo sola a mi hijita? ¿Me veo vieja y acabada?

Esas eran unas de las tantas preguntas que se hacía.

Sin embargo, el tiempo pasaba, y la niña seguía creciendo y estudiando, además de tener excelente comportamiento y aplicación, por lo cual ingresó a la universidad.

Ya Norys no le pidió que no fuera a ponerse vieja, pero eran palabras que ella nunca se había arrancado de la mente.

En la lucha y el trabajo, la muchacha se graduó de pediatra, y consiguió trabajo rápidamente en una clínica privada, donde devengaba excelente sueldo.

Un día Norys llamó a su mamá y le dijo:

—Mami, llegó la hora en que ya no vas a trabajar más porque ahora, yo me encargaré de toda nuestra economía.

Marlene, ya de 68 años, estaba muy golpeada por la edad y los efectos laborales. Y le dijo a Norys:

—Mi vida, ¿recuerdas aquella vez cuando me pediste que no me fuera a poner vieja?

Norys le contestó:

—Sí, lo recuerdo con claridad, pero era una niña, y no sé por qué lo dije.

Marlene agregó:

—No, yo nunca iba a ponerme vieja mientras estuviera luchando por ti.

Al final, Norys le refirió a su mamá:

—Ahora yo quiero que me pidas que no envejezca.

Marlene preguntó extrañada:

—¿Cómo es eso? ¿Qué me quieres decir?

Y Norys le aclaró:

—Que me pidas que yo no envejezca para que las dos estemos juntas durante mucho tiempo más, y seamos jóvenes y felices.

Madre e hija se abrazaron con todo el sentimiento que Dios les puso en el corazón.

Reencuentro casual. Microrrelato personal.

Reencuentro casual.

Ayer me la topé en el centro, a eso de las 10 de la mañana, y hacía unos 5 o 6 que no la veía, y me causó una grata sensación el poder constatar que ha mujeres que aun con los años, se mantengan de buen semblante, presencia y apariencia de ánimo de mucho brillo.

A sus 73 años, me sorprendió contemplarla en todo el esplendor de una dama que se cuida y se enfrenta a los calendarios con gallardía, aunque sin prepotencia. Me lleva 8 años.

Nos saludamos con alegría y una inusitada emoción, y la observé, para luego decirle:

—¡Caramba, mujer! Tú te niegas a rendirle honores al almanaque.

Se sonrió, tal y como siempre lo hacía durante los 4 años que duramos en una relación signada por la diversión,
porque le fascinaban mis canciones, mi cuatro y mi guitarra, y en esos tiempos era un parrandero a todo dar.

Hablamos y recordamos algunos momentos, y yo seguía sorprendido con aquella fémina de blusa impecable, bolso a la moda, y piel fresca y expresión placentera.

Me preguntó:

—¿Cuándo me vas a volver a cantar Perla negra? (Canción de Yordano).

Me causó agrado, y le contesté:

—Es asunto de ponernos de acuerdo.

Me contestó:

—En casa el número telefónico es el mismo.

Claro, imborrable número de CANTV. Me dijo que ella sabía que publicaba en las redes mis poemas, relatos y canciones, y le di mi referencia de @lecumberre en @steemit. Se la escribí en un papel que guardó, con la certeza de que iba a buscarla después.

Su mirada gentil, no sé si por la nostalgia de aquella agradable experiencia, o por la alegría de ahora entablar una amistad madura.

La estreché suave, pero firmemente, y permanecimos abrazados unos 20 segundos. Tiempo y acción que evocaban momentos juntos

Luego nos despedimos, y cuando calculé que iba a unos 10 metros, volteé y la vi alejarse, con ese mismo paso de aplomo de siempre.

Le pedí a Dios que la bendijera muchos años más.

Hoy es día del maestro. Breves reflexiones.

Grupo original del 2017. Ya las grandecitas dejaron el grupo, por la edad.

Hoy es día del maestro.


Hoy es día es el día del maestro en Venezuela y, para ser sincero y honesto, no considero que haya motivos de fuerza y valederos para llevar a cabo una celebración.

El maestro actual en este país atraviesa por la peor situación de todos los tiempos, es decir, de fechas inmemoriales, y todo se debe a que este régimen lo que ha hecho es desmejorar y maltratar el estatus del docente, debido a una política que lo ha ido arrinconando cada día.

El docente de este país escapa a otros países en busca de mejores horizontes, y sus vacantes son cubiertas por simpatizantes con carnet del partido, y franelas rojas, sin importar su nivel de preparación.

El sistema utilizado anteriormente registraba el uso de categorías, que iban del NG (No graduado) al docente VI que era el que reunía requisitos de años de servicio, cursos y trayectoria.

Los alumnos son aprobados, nada más que por asistir 5 o 6 veces al mes a clases.

En mi caso particular, de docente jubilado, la situación es peor porque no se disfruta sino de un sueldo mínimo, y pese a ser docente V, gano igual que un NG.

Por otra parte, ayer empecé el proyecto Grupo de Canto y Cuatro Paripán, que es una institución sin fines de lucro, dirigida por propia iniciativa a niños de la barrriada, con el nombre de Pariapán, donde estos son de escasos recursos económicos, y es un servicio gratuito, que es retribuido por Dios.

En educación preescolar, dicto talleres a docentes de esa etapa, y son de verdaderos resultados, efectividad y provecho.

Taller de instrumentación musical en educación preescolar, diciembre 2019, preescolar Los Llaneritos.

He solicitado instrumentos para trabajar con ellos, pero debido a que no pertenezco a esa militancia, me son negados, y tenemos que trabajar con las uñas, a través de instrumentos viejos y otros que han sido donados por la comunidad.

Aprovecho la ocasión para dar las gracias a @steemit por permitirme ingresos que subsanan las entradas tanto de docente jubilado como pensionado.

Pero pese a las adversidades, la ley es navegar contra viento y marea.

Que Dios bendiga al educador venezolano.

Homenaje al maestro, hoy en su día. Décimas.

Homenaje al maestro.

En este quince de enero
yo quisiera homenajear
a un personaje ejemplar
que trabaja con esmero.
En mis décimas yo quiero
enaltecer su labor
porque le ha dado el Señor
virtudes en la existencia
para que con toda esencia
conduzca a un rumbo mejor.

A través de nuestra historia
muchos maestros ha habido,
los cuales se han distinguido
y se han cubierto de gloria.
No me falla la memoria
y nombraré para ello
al gran maestro Andrés bello
que con luz extraordinaria
brillo como luminaria
del más vibrante destello.

Simón Rodríguez, maestro
de talento y probidad,
fue ejemplo de honestidad
para El Libertador nuestro.
Tiene destacado ancestro
junto a otros educadores
que se merecen honores
durante este y cualquier día
porque su regia hidalguía
perdura con sus fragores.

Maestro es aquel que enseña
sin sometimiento a horario
ni lo rige calendario
cuando vocación empeña.
Pese a la entrada pequeña
que en ganancia experimenta,
en su dedicación cuenta
lograr buen aprendizaje
llevando siempre un mensaje
que al aula siempre acrecienta. []()

Un maestro es el modelo
que necesita un país
para un presente feliz
y un futuro sin desvelo.
A la esperanza da vuelo,
y con todo el corazón
pone vívida pasión
para lograr su objetivo
en un modo reflexivo
y convincente razón.

En esta fecha he querido
darle al docente un tributo
pues de minuto a minuto
lo tiene bien merecido.
Ojalá que bendecido
siempre sea en sus facultades,
y que todas las bondades
reciba como trofeo,
y aprovecho y le deseo
¡¡¡felicidades, maestro!!!

Y, se cierra este post, con el Himno al Maestro.
Letra: Leonardo Lis.
Música: Mario García.