La maestra de la larga y bella cabellera.

La maestra de la larga y bella cabellera.

Ayer en la mañana se iniciaron las competencias correspondientes a la disciplina del dominó, enel marco de la celebración de los I Juegos Deportivos y Recreativos Intercircuitales, a la memoria de Josefa Camejo.

Cuando llegué, me llamó la atención una maestra que estaba sentada, ej espera de su turno para jugar por su escuela, que es la escuela básica Andrés Bello.

Pero lo que más me llamó la atención fue aquella larga, negra, hermosa, bien cuidada y brillante cabellera, que hacía años y más años que no veía en vivo algo así en una mujer.

Su nombre es Emicar Alcalá, y fue el centro de atracción de miradas de quienes nos dimos cita a las acciones de esta disciplina en una cancha deportiva, que queda en el sector Valle Verde.

Es difícil ahora que una muchacha luzca una radiante, larga y hermosa cabellera que alcanza hasta las rodillas, y me reveló que hasta ahí la deja crecer.

Es algo admirable. Y cuando le dije que iba a elaborar un post pata Steemit, me respondió con una vivaz mirada aprobatoria y una sonrisa de complacencia, y ella misma ofreció su celular, para que nos fueran tomadas las gráficas que se muestran.

Al buscar saber más acerca de tan frondosa belleza, me dijo que se lo cuidaba mucho, y que usaba tratamiento casero que ella misma elabora. Y me comentó que, además de maestra, tiene una peluquería.

Algunos bromistas de ofrecían dinero para comprarle unos centímetros porque eran calvos.

Emicar es muy simpática, joven, risueña, y le deseo que Dios le dé vida para que siga exhibiendo tan extraordinario trofeo.

No podía faltar un poema, dedicado a tan llamativo motivo. Un soneto.
Soneto a una larga y bella cabellera.

Dedicado a la docente Emicar Alcala.

Primavera de negros hilos finos
en vertical y linda pasarela,
hebras sutiles de una oscura estela
en desfile de muy rectos caminos.

Cabellera de giros tan divinos
donde muy fácilmente el turpial vuela
si un adorno amarillo se desvela
y hace sonar sus afinados trinos.

Vestido negro que hasta las rodillas
te llega y se asemeja a maravillas
formando un espectáculo grandioso.

Emicar, Dios te dio ese privilegio
tan difícil en este tiempo regio,
que exhibes con orgullo y mucho gozo.


Diseño elaborado por @mariela53.

Bendiciones de Dios.

NOTA: Gráficas tomadas con el celular de Emicar Alcalá.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *