Así es la vida en asuntos de amor. Microrrelato original.

Así es la vida en asuntos de amor.

Eran tan felices Dennis y Rosalía, que no había ocasión o instante en que no estuvieran juntos, y si se separaban por motivos de obligación, la angustia y la desesperación se apoderaban de su corazón.

Fue un amor que nació de conocerse y atraerse mutuamente en una reunión educativa, y desde entonces esos dos docentes no dejaron de comunicarse y verse cada vez que se presentaban las oportunidades.

Se juraron amor eterno, y cualquiera que los hubiese visto con aquellas demostraciones de cariño, interés, dedicación y entrega habría asegurado que era una relación que superaba a la de Romeo y Julieta.

Pero el amor en la vida, a pesar de ser bonito, y aparentar ser muy sólido en su conformación, puede acabarse y morir como el caso de Dennis y Rosalía. Rosalía fue trasladada a otro estado del país, y la comunicación comenzó a disminuir, al punto que ya no hubo ni una llamada telefónca, n un mensaje de texto o de algún papelito en la distancia.

Rosalía se encontró con un médico, con el que se unió sentimentalmente, y se casaron. También llegaron a tener 3 hijos, mientras que Dennis hizo lo propio en su pueblo natal, con una maestra de preescolar. 3 hijos también.

En una visita de Rosalía a su ciudad de origen, se encontró con Dennis, y ni la menor nostalgia se apoderó de aquellos seres.

El amor que se habían jurado murió, y no recuerdos, en apariencia, quedaron.

Así es la vida en asuntos de amor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *