Yo amanezco como un ave. Décimas criollas. Originales.

(Jilguero).

Yo amanezco como un ave.

En la plena madrugada
de giro nítido y suave,
yo amanezco como un ave
de la más linda tonada.
Mi alma se halla contagiada
por el trino del jilguero
que da las notas que quiero
con los sonidos más bellos,
y aunque no lo hago como ellos
canto con el pecho entero.

(Canario).

Se entusiasma mi garganta
y copio el modelo lindo
que en el mismo tamarindo
dulce afinación levanta.
Tiene la magia en su canta
con su timbre extraordinario,
y alegra lo necesario
su voz al amanecer
cuando empieza a aparecer
el entusiasta canario.

(Turpial).

Yo tan solo me imagino
que su nota me contagia
introduciendo su magia
en pentagrama que afino.
Cada canto, cada trino
es música de cristal
que embelleció en forma tal
mi Dios en esta natura,
y así es la melodía pura
en el pico del turpial.

(Cardenal).

El alegre cardenal
con tan notable portento
hace micrófono al viento
y escenario el matorral.
En su esquema musical
canta su canción que ensalma
y al estar bajo la palma
oigo esos pájaros bellos
que con la voz en destellos
¡amanecen en el alma!

Nota:
Doy gracias a Dios por esta inspiración mágica que me nació en la madrugada, al punto de sentirme en la garganta el canto de estos pájaros tan hermosos, y espero que disfruten y sientan estas décimas con la misma intensidad con que las escribí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *