Del uno al cinco. Poema infantil.

Del uno al cinco.

Para una gran fiesta
tan alegre y fina,
Mireya mi amiga
trajo una gallina.

Por su parte, Carlos
metió en sus dos gorras
esta madrugada
dos locas cotorras.

Miguel, que es el dueño
de unas tres hamacas
trajo anoche mismo
sus tres guacharacas.

Juan Jesús, que tiene
cuatro gordos toros,
trajo ayer sus cuatro
gritadores loros.

Y cinco bullicios
allí se formaron
cuando cinco perros
¡de pronto llegaron!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *