La pulga, el perro y el tigre. Cuento infantil. Original.

La pulga, el perro y el tigre.


En una hacienda del llano, había 8 perros que les encantaba comer pulgas, y las que no se comían, las depositaban en una caja de papel, hasta reunir más de mil de ellas, para cuando les diera hambre.

Había una pulga llamada Dinorina, que tenía 4 pulgas hijitas, pero resulta que, como se fueron de vacaciones a otra hacienda vecina, ella tenía que llegar hasta allá, y sin embargo, era muy lejos el lugar, y no había transporte.

A Dinorina se le ocurrió la idea de meterse en el cuero de uno de los perros, y sin dar ninguna señal de estar allí.

Así lo hizo, y una mañana saltó al lomo de uno de los perros, y este, justamente, iba con dirección a la hacienda donde estaban las 4 pulguitas.

Pero cuando casi iban llegando, el perro se dio cuenta de que Dinorina iba en su cuerpo como pasajera, y empezó a pegar los dientes para comérsela, pero ella era muy astuta, y
lograba escapar, hasta que el perro la tomó entre sus patas delanteras, y le dijo:

—Tú sabes que a mí me encanta comer pulgas.

Ella asintió:

—Sí, lo sé, pero voy a buscar a mis 4 hijitas.

Al perro se le alegró el ojo, y le propuso irlas a buscar, Y que él las llevaría en su piel, sin ningún problema. En el camino se iba imaginando su bocado delicioso.

Así hicieron, y las 5 pulgas iban tranquilas durmiendo, cuando de repente al perro se le apareció un tigre salvaje, el cual, de primeras, le lanzó un manotón perro aunque lo peló.

Muy buena suerte tuvo el perro pues el tigre era sumamente amigo de Dinorina, quien al darse cuenta de la situación, saltó, y el tigre la reconoció.

Estuvieron hablando perro, pulga y tigre, y acordaron que el tigre no le haría daño al perro ni el perro a las pulgas.

Fue así como llegaron de nuevo a casa, y ya en ella, los demás perros les dieron la bienvenida, y entre todos se juraron amistad mientras vivieran juntos.

Así termina una historia muy bonita.

Dios bendiga a todos. Vivan los niños.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *