Déjame ser tu poeta. Décimas tradicionales.

Déjame ser tu poeta.


Para que suene mi verso
con la claridad completa,
déjame ser tu poeta
en el panorama terso.
Voy a poner todo esfuerzo
en que salgan mis poemas
como bonitas diademas
ceñidas a tu cabeza
de fabulosa princesa
con perlas, joyas y gemas.

Deja que mi inspiración
salga de tus ojos bellos,
y que brillen sus destellos
convertidos en canción.
Transfórmate en la razón
de mi nerudesca musa
y que con corchea y fusa
te vuelvas la melodía
que me alegre noche y día
en felicidad confusa.

Déjame ser tu poeta
para enviarte lindas flores
de olores y de colores
en letras de una cuarteta.
Deja que siempre se meta
el sol de mi poesía
cual si fuera una bahía
que del cielo hace pizarra,
y de su rima se agarra
con ilusión, vida mía.

Quiero ser el que te escriba
muy bellas composiciones
producto de las visiones
de tu imagen fresca y viva.
Siempre te ubicaré arriba,
y serás mi firme en mi meta
pues en mi decisión neta
te pido de corazón
que para toda ocasión
¡me dejes ser tu poeta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *