Soy un caballo orejano. Décimas.

Soy un caballo orejano.*


(Décimas).


Por tierra libre yo corro
y sin ninguna atadura,
que pese a ponerse dura
toda dependencia borro.
Quien necesite socorro
puede contar con mi mano
pues me pertenece el llano
en toda la plenitud
y en la espaciosa amplitud
¡SOY UN CABALLO OREJANO!

Orden de nadie recibo
para hacer un movimiento
y doy rienda al pensamiento
en la esencia reflexivo.
Galopo con el motivo
que me ha hecho soberano
porque el respeto me gano
adondequiera que llego
y pasando sobre el fuego
¡SOY UN CABALLO OREJANO!

A nadie le pertenezco
-que lo sepa el mundo entero-
pues siempre hago lo que quiero
y de mí me enorgullezco.
Mi ánimo se encuentra fresco
por sendero soberano,
y el respeto me lo gano
dando a la gente respeto
y con el pecho repleto
¡SOY UN CABALLO OREJANO!

Dios me dio libre albedrío
para correr donde sea
y jamás nadie me arrea
ni me apunta el sino mío.
Puedo beber en el río
agua o en caño cercano
pues sin marcas yo me gano
la libertad infinita
para que siempre repita:
¡¡¡SOY UN CABALLO OREJANO!!!

Nota: Orejano*

Se le dice orejano al ganado que no ha sido nunca herrado ni tiene ninguna señal. Simboliza la libertad e independencia, a grandes rasgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *