La timidez del silencio. Poema libre.

La timidez del silencio.

Te he venido amando
en ese silencio
al que me obliga
el no poder tenerte,
y que hace de mis horas
de soledad sin audio
esculpirte en la esperanza
de soñar y soñar,

Así me mantengo alejado
de cualquier chance
que pueda tener de rechazo
de tus labios, esos labios
con la pulpa de la fresa
que derrama dulzores.

Es ese silencio tan mío
el que me mantiene jubiloso,
en la espera
que tiene mi corazón
en la quieta inquietud
de aplacar el fuego
que arde sin consumir,
y el combustible que le echo
es continuo e inagotable.

¡Cómo negar que estás
en el fallido intento
de decírtelo al oído,
o de apelar al recurso
de mis vivencias era niño
cuando le enviaba a Nohemí
un papelito escrito
a lápiz Mongol,
y con diversas fallas ortográficas,
con mi prima Caridad
fungiendo de mensajera!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *