La flojera y el cansancio. Reflexiones de un docente jubilado.

La flojera y el cansancio.

Estoy jubilado desde el año 2010, después de más de 30 años de haber prestado servicios en el área educativa, y apenas a los días de ese cambio, empecé a experimentar una nueva vida, la cual es muy diferente de la de activo.

Antes, cuando me tocaba levantarme a las 5 de la madrugada para prepararme a asistir a mis actividades, sentía muchas ganas de seguir en la cama, pero era por el cansancio de los días arduos laborales, que no me permitían despejarme por completo.

Algunas veces llegué a pensar que se trataba de flojera de mi parte, porque en algunas ocasiones me quedaba en relax para esperar la hora. Decidía seguir durmiendo unos 20 minutos más, para lo cual usaba la alarma, que en distintos casos no escuchaba. ¡Y seguía durmiendo!

Ya jubilado, analizo la situación, y no tengo nada que me presione a levantarme a cualquier hora de la mañana ni he de acostarme más temprano de lo que es mi horario.

En principio, disfrutaba del sueño hasta eso de las 10 de la mañana, pero sucedió algo que a algunos miembros de mi familia y personas muy allegadas les causa gracia, y todo debido a que ingresé a esta estupenda red social llamada Steemit, y ahora es Steemit lo que rige mi horario, no solo de trabajo, sino de vida porque me hizo crear un reloj muy personal.

Me acuesto, por lo general, a las 11.30 de la noche, y me levanto a las 4 de la madrugada a revisar cómo me ha ido con los votos, comentarios y steems asignados a mis publicaciones, al igual que comentar publicaciones que me llamen la atención, todo en el marco de la valoración, ponderación y respeto que se merecen los usuarios.

Y me ha dado buenos resultados pues ante la situación que se vive en mi país, resulta un amortiguador la ganancia en Steemit.

Ni flojera ni cansancio me dan ahora.

A Dios doy las gracias porque disfruto de mi jubilación mientras tengo uno de los trabajos más entretenidos, bonitos y hermosos que pueda haber a nivel mundial: soy usuario de Steemit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *