Nací para ser poeta. Poema.

Nací para ser poeta.

No tengo memoria expresa
de mi llegada a esta meta,
pero sí sé con certeza
que nací para poeta.

Sentí aroma a poesía
en la habitación inquieta,
y en mi ombligo se veía
enredada una cuarteta.

«¡Poeta va a ser el chico! «,
dijo mi tía Enriqueta,
y de un sentimiento rico
mi alma se hallaba repleta.

Crecí entre libros y adultos
de una preparación neta,
y leí más tres bultos
de poemas por receta.

Mi vida está siempre llena
del verso como saeta
que da exterminio a la pena
de la forma más completa.

Dios me dio la facultad
de remendar cada grieta
para que una realidad
en mi vida sea concreta.

Y sé que al tiempo pasar
recordaré esa cuarteta
que me condujo a pensar
¡¡¡que nací para poeta!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *