Momentos. Reflexiones.

Momentos. Reflexiones.

Cada día me convenzo de la volubilidad de la vida Que hay momentos muy hermosos, de triunfo, de felicidad y de armonía en todos los sentidos, y percibimos un mundo de cielo claro, y de ambiente alegre y placentero. En esas circunstancias damos gracias a Dios, o seguimos felices sin dárselas.

Pero cuando la adversidad nos alcanza, solo existe lo malo, que es lo que obnubila las ideas, y la ansiedad se apodera del corazón y de las esperanzas.

De allí surgen los pensamientos negativos, y hasta las enfermedades se aprovechan de las circunstancias, para fortalecerse. El estrés, la tristeza, el pesimismo crecen.

Me ha tocado vivir esta situación en distintas oportunidades, y he sabido tener paciencia y tolerancia ante los hechos, y aunque siento que todo me sale mal, no me rindo.

Sí, hay rachas en las cuales todo sale mal, y la vida se tiñe de desesperación. ¿Hay qu lamentarse? Hay quienes se descargan en las redes sociales, hay quienes castigan a los niñitos, y quienes rompen corotos, objetos y cuanto se presente ante su vista.

Momentos ideales para la reflexión. Momentos para pedir ánimos y fuerzas al Creador, para obtener la victoria en percances y sucesos en serie. No te quejes ante todo el mundo ni llores porque con lástima no se solucionarán tus problemas.

Sé positivo. No te consueles con el mal ajeno, que si te sientes mejor porque el otro está peor que tú. Enfrenta la vida.

Haz todo lo posible por salir de esa adversidad, y al despertar agradece por la vida, y espera solo lo bueno.

Adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *