El triunfador. Poema de reflexión.

El triunfador.

Hoy, tan solo al despertarme
tuve una cavilación,
al hacerme la pregunta
de lo qué es un triunfador.

De inmediato las respuestas
llegaron cual borbotón,
y fui hilando las ideas
en medio de mi emoción.

Un triunfador es quien logra
la plena superación
sin que haya vencido a nadie
en una competición.

Un triunfador es ejemplo
de conducta y de valor
que enseña a los principiantes
la ruta del esplendor.

Triunfador es quien se goza
con la sincera ovación,
y al que después le ha llegado
le da alientos con fervor.

Un triunfador es aquel
que le rinde el propio honor
a quien logró el primer puesto
y él arribó posterior.

Un triunfador no es quien siempre
obtiene el premio mayor
ni humilla al que la derrota
posible llevó en la acción.

No se vale del tamaño
para subestimación
y aunque en el último llegue,
resulta ser ganador.

Un triunfador en la vida
carece de la ambición,
y aunque tenga propiedades
nunca cambia su tenor.

No tiene el lugar la envidia
dentro de su corazón
porque el más alto trofeo
lo merece por su honor.

Un triunfador anda alegre
antes y después del rol
pues sabe que lo importante
es la participación.

Un triunfador agradece,
primeramente, al Señor,
que le dio vida y talante
para luchar con vigor.

Tiene metida en el alma
toda la cooperación
en ayudar al que es nuevo
y acudiendo en su favor.

Un triunfador es amigo
que te brinda en la extensión
claves para la victoria
y tiempos para el reloj.

Hoy, tan solo al despertarme,
tuve esa cavilación
y sé que en el nuevo día
¡¡¡voy a ser un triunfador!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *