Doble lluvia. Poema.

Doble lluvia.

Ayer llovió a torrentes
en mi bella ciudad,
y con felicidad
llamé a una amiga mía
a ver si compañía
me podía brindar.

Y por el celular
me dijo que vendría,
y como al mediodía
llegó hasta mi casita,
y la vi más bonita
que veces anteriores.

Pero para dolores,
en un modo tremendo,
al continuar lloviendo
me dijo la verdad.

No le aprecié maldad
en ese proceder,
y se fue esa mujer
bajo el paraguas blanco
dejándome un barranco
enfrente de mis ojos
que muy tristes y rojos
quedaron por la acción.

Me dejó muy tristón
y cuando se alejaba,
doble lluvia dejaba
que empapó al corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *