Glosa de «Guantanamera».

Glosa de «La guantanamera».

TEXTO-BASE.
Mi verso es de un verde claro,
y de un carmín encendido,
mi verso es un ciervo herido
que busca en el monte amparo.
JOSÉ FERNÁNDEZ DÍAZ.

Guantanamera preciosa,
desde aquí te estoy mirando
y con ese porte blando,
que pareces una rosa.
Esas mejillas de loza
se iluminan con un faro
que con el brillo más caro
en Guantánamo aparecen
y mientras ellas florecen,
MI VERSO ES DE UN VERDE CLARO.

A Cuba llega mi anhelo
suspirando por tu aliento,
y entre los ecos del viento
tu voz se acerca en un vuelo.
Ven a olorizar mi suelo
con tu perfume florido,
que yo me quedo embebido
contemplando tu mirada
que es de bonita alborada,
Y DE UN CARMÍN ENCENDIDO.

Te escribo a ti las canciones
que aquí me dicta tu numen,
y conformas un resumen
de lindas inspiraciones.
Dios te otorgó tantos dones
que me tienes sorprendido,
y por eso es que al oído
entre mil rojos claveles
bailando sobre las mieles,
MI VERSO ES UN CIERVO HERIDO.

Querida guantanamera,
siempre contemplo tu sierra
que compartes con mi tierra
en cantos de primavera.
Ojalá que siempre hubiera
de luces un bello aro
para que el cielo preclaro
nos junte en las hermandades
con luz de felicidades
QUE BUSCA EN EL MONTE AMPARO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *