Glosa de «Presagio».

Glosa de «Presagio».

El ave que ayer voló
presagiando tu partida,
era gaviota perdida
como perdido es tu amor.
(Enrique Hidalgo).

Tus alas tomaron vuelo
por el azul infinito,
y en mi pecho quedó escrito
un descolorido velo.
Entristecido mi cielo
vivo contemplando yo
ya que en tal modo avisó
tu marcha de mi existencia,
y dejó una penitencia
EL AVE QUE AYER VOLÓ.

En un muelle con tristeza
me puse a llorar un día,
y en el corazón sentía
un lamento de crudeza.
Con mayor delicadeza
yo recordé la bebida
de café que bien servida
me dabas por la mañana,
pero era de forma vana
PRESAGIANDO TU PARTIDA.

Te fuiste de sopetón
en una lancha bonita,
y eso que eras el agüita
de mi café sabrosón.
El azúcar -con razón-
quedó en verdad desabrida,
y al buscar razón sentida
en el espacio desierto,
el canto de ese concierto
ERA GAVIOTA PERDIDA.

El consuelo a mi lamento
fue mi cuatro silencioso
que entre destrozo y destrozo
lloraba a cada momento.
En la playa el movimiento
de las olas con dolor
me llenaba de valor,
pero interpreto, más bien,
que perdido está también
COMO PERDIDO ES TU AMOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *