Evocación de amor. Poema.

Mi dulce amor querido con quien fui tan feliz,
hoy quiero agradecerte esa dicha de ayer,
yo quiero que tú sepas que no hay recuerdo gris
o una nube que pueda mi cielo ennegrecer.

Te quise tanto, tanto sin estimar medida
ni una separación propensa a precaver,
pero a final de cuentas comprendo que la vida
es caja de sorpresas en cada acontecer.

Cada vez tu mirada alumbra en mis mañanas
con esa luz tan clara y llena de querer,
y un perfume divino en la distancia emanas
que rosas coloridas en mí hace florecer.

Mi dulce amor querido que ya ni me recuerdas,
en mí te hallas sembrada como en fresco vergel
y en mi vieja guitarra suenan mágicas cuerdas
que te evocan y endulzan mis canciones de miel.

Un silencio impactante fluye en el exterior
que no deja salir el tamiz de mi piel,
y siento que mi pecho está aún lleno de amor
y que para escribirte queda mucho papel.

A veces me entran ganas de tornar al pasado,
y vuelvo a ser feliz poco rato después
pues late el corazón fuerte y apasionado
si me asalta la idea de tenerte otra vez.

https://i.pinimg.com/originals/53/1a/6f/531a6f35faa849bbd3ca3fa7a34fb29e.png

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *